Y UN DÍA VOLVIÓ Y SE FUE A MENDOZA

 

 

22 al 25 de noviembre de 2013

 

“Un Terrible Tornado suelto en Mendoza”

 

Alrededor de las 11 AM del viernes en una reunión en Casilda de otros temas David me pregunto si me gustaría acompañarlo a entrenar al Nihuil, en los medanos a lo cual le dije, casi sin dudar, que contara conmigo y me de tiempo de ir a Rosario a buscar la moto (Terrible 2) y ropa.

     Llegue, prepare una mísera mochila, el bolso con la ropa de cross que archive allá por septiembre del 2011, la ropa estaba dura, es que no la había lavado, no la quería ni volver a ver jajaj, y me ayudaron a subir todo eso al tanque, y partí como pude y a fondo por la autopista en musculosa, hacía calor, me queme todo.

     Llegue y me hizo esperar como hasta las 17 hs, grrrrrr!!!

     Cargamos la KTM Rally, la Tornado y los bolsos, herramientas y demás cosas en la pequeña Saveiro, no había lugar ni para una barrita de cereal, es mas, llevamos lentes de sol, pero puestos ya que no entraban ni en la guantera.

          

 

     Paramos en mi querida Firmat a cargar combustible y saludar a mis amigos de Tuamoto y al ver donde me iba a meter Gabriel, mi sponsor de aventuras y gran amigo, me donó un par de cubiertas de tacos ya que no le gusto la idea de que vaya con las gomas de enduro, muchas gracias como siempre.

   Llegamos como a las 3 de la mañana. Dormimos un poco y al levantarnos me agarro desesperación por cambiar las gomas y entre mi bajísima experiencia y la ayuda de los presentes, las armamos con solo 6 agujeros en la cámara trasera, ellos partieron y encontré una gomería en la cual arreglaron mi problema.

     Ya al medio día, el vaqueano del lugar, y dueño de las cabañas Pablo, me indico una ruta para cortar camino y salir al cruce, la encontré, casi me vuelvo, 8 km de tremendos jups, noooooo!! Y esto recién comienza, ya que estaba seguí y termine sobre una gran montaña q tenia una antena arriba, y ahí encontré al primer grupo solidario de cuatros y motos, me uní, pero bajaban medio lento, y yo sin frenos los comencé a pasar hasta que quede situado en la cabeza del grupo y sin rumbo, fue ahí que divise a mi grupo a lo lejos, nos unimos todos y seguimos, ya en las gigantes dunas ellos practicaban navegación y yo daba vueltas como el muñeco de Duracell por todos lados, felizzz y al corte, hasta que por una tonta lesion de David tuvimos que volver abriendo camino por espinillos y lugares intransitables donde jamás metería mi moto Blem, pero había que hacerlo.

      

 

     De ahí terminamos en un camino de ripio, perfecto con cortadas y algunas pequeñas piedras, como era de esperarse, era en bajada, así que al corte pegándole a todo venía alegre hasta que a la altura de las represas me paraba a sacar fotos esperando a los demás que nos cortamos y pinché la goma delantera, en fin, hice 21 km a 40 en llanta.

     Llegue, un grupo al hospital, yo a reparar la moto.

     A la noche gran asadazo con chivito incluido y algunas copas de más y a dormir, previa charla con el vaqueano para dar una vuelta mas heavy a lo cual, éramos solo 4 que nos unimos al proyecto.

      

 

     Muy temprano arriba y a partir, ya éramos 8 motos y un cuatri que nos aventuramos al desafío. Cortando caminos llegamos a lugares increíbles, soñados, de películas y la Terrible firme y guapa, a plata o mier…, caminos, ripio, campo abierto sin caminos, ollas de arena gigantes, me costaba subir, varias veces me volví para agarrar velocidad y encaraba los medanos a 95 km, lo mas que daba y meta topes por todos lados, masa y masa y la anécdota fue que entramos al caños del Nihuil y había paredes de arena y piedras, mas ramas y cosas, en bajada, primera, segunda y a veces tercera, quede adelante y veía una huella y mas y mas le daba, alguien venia adelante, resultado me había pasado y venían los  Pablos detrás de mí, con sus 450 y tratando de alcance para pararme y no pudieron, me pase como 20 km del desvío, llegue casi a San Rafael y la huella seguía, pare como 15 minutos y me volví con miedo de chocar de frente hasta que vi al guía desesperado que me llevo de regreso a la ruta, uno se canso y el otro se cayo en el intento de detenerme, grande la Tornado jajaja.

      

 

     De allí me quede mas atrás y termino una hermosa travesía muy cansado y sin una gota de nafta.

     Al llegar de regreso como a las 17 hs David recuperado me pidió salir y lo acompañe, éramos solo 4, anduvimos un poco más hasta quedar exhaustos mal.

     Cena y plan de salir de nuevo el lunes por la mañana demasiado temprano, pero la lluvia no nos lo permitió, así que decidimos emprender el regreso, soñando volver, debo agradecer a David Tieppo por confiar en mi apoyo y por la invitación, y a todos los integrantes del hermoso grupo, también a Pablo el dueño del lugar, por su gran colaboración. Pasaron muchas mas cosas, de algo me olvide seguro……..

      

 

PD: nadie me creía que la moto estaba estándar, solo le faltaban los espejos, lo que no sabían era que el limado era yo, como te extraño “Terrible X”

 

 

                                              Piloto: Cristian “El Terrible” Villacreces

                                                  Moto:  la pobre “Terrible 2” Tornado

 

volver